Cómo Hacer Plastilina Casera en Frío

¿Estás buscando una actividad creativa y divertida para hacer con tus hijos en casa? ¿Quieres hacer manualidades con materiales que ya tienes en tu casa? ¡Haz tu propia plastilina casera en frío! Esta es una actividad perfecta para que los niños se diviertan y desarrollen su creatividad mientras aprenden a crear algo nuevo con sus propias manos. Además, hacer plastilina en casa es una forma económica y segura de asegurarte de que tus hijos están utilizando materiales no tóxicos. Con esta sencilla receta de plastilina en frío, podrás crear una gran variedad de formas y figuras en cuestión de minutos. ¡No esperes más y comienza a crear tus propias obras de arte!

Haz plastilina casera de forma sencilla.

Si tienes niños en casa, sabes lo importante que es tener actividades creativas para mantenerlos entretenidos. La plastilina es una opción ideal, pero a veces puede resultar costosa. Por eso, te enseñaremos cómo hacer plastilina casera en frío de forma sencilla.

Ingredientes:
– 2 tazas de harina
– 1 taza de sal
– 2 cucharadas de aceite vegetal
– 1 taza de agua fría
– Colorante alimenticio

Pasos a seguir:
1. Mezcla la harina y la sal en un recipiente grande.
2. Agrega el aceite y mezcla bien.
3. Añade el agua poco a poco y mezcla hasta que la textura sea suave y moldeable.
4.

Divide la masa en partes iguales para hacer diferentes colores.
5. Agrega el colorante alimenticio a cada parte y amasa hasta que el color esté bien distribuido.

Consejos:
– Si la masa queda muy pegajosa, agrega un poco más de harina.
– Si la masa queda muy seca, agrega un poco más de agua.
– Guarda la plastilina en un recipiente hermético para que no se seque.

Con estos sencillos pasos, tendrás una plastilina casera en frío lista para usar en cualquier momento. Además, al hacerla en casa, puedes asegurarte de que los ingredientes sean seguros para tus hijos y ahorrar dinero al mismo tiempo. ¡Anímate a probarlo!

Al final del día, hacer plastilina casera en frío es una actividad divertida y creativa para niños y adultos por igual. Lo mejor de todo es que los ingredientes son fáciles de encontrar en cualquier hogar, lo que significa que la diversión no tiene por qué costar mucho dinero. Siguiendo los pasos adecuados y experimentando con diferentes colores y texturas, cualquier persona puede crear su propio y único lote de plastilina.

Recuerda que la plastilina casera en frío es una forma segura y no tóxica de jugar, pero aún así es importante mantenerla alejada de niños pequeños y mascotas que puedan intentar comerla. Además, siempre es una buena idea almacenar la plastilina en un recipiente hermético para evitar que se seque y se endurezca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio